Inicio Actualidad Hezbolá usa retirada israelí de Líbano como atractivo para reclutar adeptos

Hezbolá usa retirada israelí de Líbano como atractivo para reclutar adeptos

[ad_1]

Jalal tenía 3 años cuando Israel se retiró en 2000 del sur de Líbano, tras una sangrienta guerra de desgaste que libró el Hezbolá, pero esta “victoria” forma parte de una lealtad sin fisuras que le profesa a la organización chiita.

“Siento honor y orgullo por esta victoria histórica”, dice en referencia al 24 de mayo de 2000, el día de la retirada del ejército israelí después de casi dos décadas de ocupación, que Israel presentó como un repliegue estratégico.

Como pasa con frecuencia, el hecho de que Jalal forme parte del Hezbolá le viene de familia: su hermano luchó en Siria junto al movimiento, que apoya el régimen de Bashar al Asad.

El “Partido de Dios”, ahora un influyente actor regional, fue creado en 1982 auspiciado por los Guardianes de la Revolución de Irán, con el objetivo de luchar en Líbano contra las tropas israelíes.

Hezbolá tiene un gran peso político en Líbano y está considerado como una organización “terrorista” por Washington y por la Unión Europea (en este caso solo su rama militar).

“Nos hubiera gustado estar con ellos [el Hezbolá] durante la guerra de liberación para luchar y sacrificarnos por nuestra patria”, dice Jalal, que usa un pseudónimo.

Hoy la retirada de Israel y la “resistencia” del Hezbolá y sus aliados se han convertido para la organización en un mito fundador, cuyo recuerdo se exalta para reclutar a nuevas generaciones.

“El partido siempre necesita mirar al pasado (…) para dar sentido a su presencia política y a su visión”, dice Bashir Saade, autor de un libro sobre el Hezbolá y sus políticas de la memoria.

– “Israel sigue ahí”

El Hezbolá fue la única facción que rechazó abandonar sus armas tras la guerra civil (1975-1990) y se ha convertido en un actor militar más potente que el propio ejército libanés.

En 2010 el movimiento inauguró un museo en Mleeta, donde tuvo una posición militar durante la guerra.

En la entrada del museo se instaló un tanque israelí Merkeva, con un cañón torcido cerca de varias falsas sepulturas de soldados israelíes.

También se ve un maniquí vestido de militar en una camilla, al lado de otros dos que trasladan una caja de municiones.

A sus pies hay un túnel de 200 metros de largo que fue utilizado por el grupo durante su lucha contra el ejército israelí.

“El objetivo del museo es dar a las generaciones futuras pruebas tangibles de lo que pasó”, explicó Mohamad Lamah, un guía del museo.

El memorial es atípico porque “el caso no está cerrado”, según el guía. “Israel sigue ahí”.

La retirada de Israel marcó la entrada del Hezbolá en la arena política. Ahora está representado en el gobierno y tiene, junto a los aliados, la mayoría en el parlamento.

Su influencia en la comunidad chiita (30% de la población libanesa) se apoya en una red de escuelas, hospitales y asociaciones.

El grupo, financiado y armado por Teherán, reforzó su arsenal pese a las sanciones de Washington y a las advertencias de Israel.

En el verano de 2006, Israel lanzó una dura ofensiva contra Líbano, en represalia por el secuestro por parte de Hezbolá de dos soldados israelíes en la frontera.

Esta guerra de 33 días provocó la muerte de 1.200 libaneses, la mayoría civiles. En Israel 160 personas personas, en su mayoría militares, también murieron.

En los últimos años, el Hezbolá, liderado por Hasan Nasralá, ha empañado su imagen en el mundo árabe por su intervención en conflictos regionales como el de Siria.

También le acusan de intransigencia en su propio país y por la amenaza que supone su armamento en caso de conflicto en Líbano.

Desde 2006, Israel y Hezbolá evitaron una nueva guerra generalizada, pese a los intercambios de disparos en la frontera.

Abas, un joven libanés que también usa pseudónimo, dice haber escuchado a su familia contar la retirada de Israel, cuando él tenía cuatro años.

“No entendía lo que pasaba, pero supe por mis padres que era algo grandioso”, comentó.

Hoy comparte totalmente la retórica de Hezbolá.

“Generación tras generación hemos aprendido a luchar contra los tiranos (…). Cada uno de nosotros aspira a tomar las armas para defender a los oprimidos”, dice.

ho/tgg/all/gk/awa/pc/mis



[ad_2]

Source link

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

MAS NOTICIAS

Scaloni aclaró que “el Monumental siempre está en los planes” – Télam

El director técnico del seleccionado argentino, Lionel Scaloni, aclaró que el estadio de River Plate "siempre está en los planes" para ejercer la...

El líder Bayern Munich recibe al Dusseldorf en la Bundesliga – Télam

Bayern Munich, cómodo líder de la Bundesliga cuando restan apenas seis fechas para el final, recibirá hoy al Fortuna Dusseldorf en el partido...

Centurión prefiere jugar en Boca pero “se debe una charla” con gente de Racing – Télam

El mediocampista Ricardo Centurión anunció que preferiría jugar en Boca Juniors, club en el que actuó durante dos temporadas, aunque advirtió que se...

Calleri: “El tenis marca un modelo a seguir en todo el país” – Télam

“Podemos decir que el tenis, una de las grandes pasiones de los argentinos, marca un modelo a seguir en todo el país porque...

Declararon dos testigos de parte de Villa en la causa por violencia de género – Télam

  Dos testigos propuestos por la defensa de Sebastián Villa, jugador colombiano de Boca Juniors, declararon este viernes ante la fiscal Verónica Pérez, de...
Abrir chat
Hezbolá usa retirada israelí de Líbano como atractivo para reclutar adeptos Comunicate con nosotros